viernes, 1 de diciembre de 2006

Mi tesoro


Sorprendentes las declaraciones de Juan Vicente Herrera, Presidente de Castilla y León, hablando sobre los presupuestos y la parte del IRPF que corresponde a las Comunidades Autónomas: “Ese dinero no es una dádiva del Gobierno; es mío”. Suponiendo que sea cierto que ese dinero realmente le pertenezca, ¿qué debemos hacer los castellano-leoneses? ¿Romper en alabanzas hacia este filántropo que se propone dilapidar su patrimonio para invertirlo en mejorar nuestras atrasadas infraestructuras? Sin embargo, también es posible que el Sr. Herrera se equivoque y que ese dinero no sea ni del Gobierno ni del insigne político, sino de los ciudadanos, ya que del pago de sus impuestos procede. En ese caso, el Presidente de nuestra región sería sólo un gestor elegido por los contribuyentes para invertir su dinero lo mejor posible, no para cacarear ante los medios de comunicación. Claro, que siempre le quedará el recurso de quitarle hierro al asunto con un “Hombre, era un decir”. Así nos va.

No hay comentarios: