jueves, 17 de abril de 2008

¿Calentamiento global o cambio climático?


Nuestro Planeta está en peligro. Esta afirmación es la mayor muestra del antropocentrismo de la especie humana: la Tierra (que no es, ni muchos menos, nuestra) ha pasado por muchos otros calentamientos y enfriamientos antes de que nosotros llegáramos aquí; las especies han aparecido y se han extinguido. No es el Planeta el que va a desaparecer, sino las especies animales y vegetales que lo habitan, el hombre entre ellas.
¿Podemos hacer algo para evitarlo? Probablemente no. Lo que sí podemos es intentar atenuarlo. Es innegable que la acción del hombre, con nuestra irresponsabilidad en relación con el consumo y la contaminación ambiental, está acelerando el proceso de calentamiento, por mucho que les pese a muchos negligentes que se empeñan en demostrar lo contrario para mantener su conciencia tranquila. Hay infinidad de cosas que podemos hacer para paliar el calentamiento global; la gran mayoría de ellas son tremendamente sencillas y no suponen ninguna molestia adicional a nuestro irracional modo de vida. Sobre todo, hay que centrarse en reducir las emisiones de gases tóxicos, contaminantes y provocadores de efecto invernadero, así como llevar a cabo un consumo más responsable y menos centrado en el beneficio personal (esto no va a disminuir el bienestar ni la calidad de vida, más bien al contrario, ya que supone ahorros económicos significativos): al consumir, estamos gastando recursos no renovables, por lo que primero hay que plantearse la necesidad real de adquirir un producto y después reutilizarlo o reciclarlo.
Hay muchos medios de ahorrar agua (arreglar los grifos que goteen, introducir botellas en la cisterna del inodoro o instalar sistemas de doble pulsador, incorporar reductores de caudales a los grifos y cabezales de ducha, etc.), energía (bombillas de bajo consumo, apagar completamente los aparatos eléctricos —no dejarlos en stand-by, pilas recargables, electrodomésticos eficientes, etc.) o productos perecederos (comprar a peso evitando las bandejas de poliestireno en general, rechazar los embalajes excesivos, reutilizar las bolsas de plástico o prescindir de ellas para hacer la compra, evitar las bebidas y alimentos y enlatados el envase vale más que su contenido, etc.), así como de reducir la polución (usar la calefacción y el aire acondicionado con sentido común, no utilizar el coche para trayectos cortos y no conducir a velocidades absurdas, adquirir vehículos con bajos consumos de combustible y emisiones de CO2, no comprar atomizadores que contengan CFC, etc.). En general, basta con actuar con cordura y sensatez en nuestro día a día.

2 comentarios:

Monitor de LCD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Monitor de LCD, I hope you enjoy. The address is http://monitor-de-lcd.blogspot.com. A hug.

Os Bobolongos dijo...

Me ha gustado tu punto de vista y la sensatez de lo que escribes. Es cierto, no lo había pensado, pero es el hombre el que se extingirá mucho antes, no el planeta. ¡Me apunto algunos de los consejos para una vida más verde!