jueves, 3 de julio de 2008

¿Debería seguir Luis Aragonés?


Uno de los principales temas de conversación en la calle y en los foros de internet estos días es si Luis Aragonés debería echarse atrás en su intención de entrenar en Turquía y continuar como seleccionador, por lo menos hasta el mundial de 2010.
Si fuera él, me marcharía tranquilo a un equipo y un país donde le valoren de verdad, lejos de esta tierra de veletas sin personalidad que cacarean lo que los comentaristas deportivos les han ordenado que piensen y opinen.
El sabio de Hortaleza siempre ha sido un gran entrenador, carismático y con una gran personalidad, pero ha tenido la mala suerte de trabajar rodeado de indocumentados que no entienden que un proyecto deportivo coherente y duradero nunca va a dar resultados a corto plazo, sino normalmente a largo o muy largo.
España ha tenido la fortuna de tener a Aragonés como seleccionador de fútbol, quien nos ha regalado un inmejorable resultado a medio plazo. La mayoría de los que antes le denostaban y deseaban su marcha, ahora dan muestras de su gran personalidad, alabándole y pidiendo que se quede, salvo algunos cabezones que siguen repitiendo la cantinela de que «hay que llevar a Raúl» (ya han visto que no era necesario ningún jugador en particular, sino un equipo, pero son demasiado testarudos para razonar con la cabeza lo que ven con sus ojos).
Enhorabuena y buena suerte en tu nueva andadura, Luis; espero que encuentres mejores aficionados y medios de comunicación de los que has tenido que sufrir aquí.
Enhorabuena, selección; espero que sigáis siendo un equipo y nos traigáis más alegrías.
Enhorabuena, periodistas deportivos; espero que esta buena noticia os haga reflexionar y dejéis de tratar el deporte de manera sensacionalista: cada día veo menos diferencia entre la sección de deportes de los telediarios y el «Tomate».
Enhorabuena, aficionados al fútbol; espero que hayáis entendido la moraleja de este cuento de hadas hecho realidad y en adelante no os dejéis manipular.

3 comentarios:

Claudia Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Claudia Hernández dijo...

Tienes razón... tampoco veo gran diferencia del trato que dan muchos periodistas, no solo al deporte, sino a otras áreas como si del tomate se tratasen... la sección de cultura del País es un ejemplo de baratijas de todo a cien.

Os Bobolongos dijo...

El periodismo deportivo vendería su madre, con perdón, con tal de sumar un ejemplar más o captar un nuevo oyente. Es una mezcla de nacionalismo de saldo y, como dices, Aquí hay tomate. Aragonés es un tipo cabal y que no le ha hecho el juego a los muchos populistas de micrófono y plumilla, por eso le han dado hasta en el carnet de identidad. Lo más lamentable es ver como la mayoría se desdecía al día siguiente de sus latigazos babosos al sabio de Hortaleza. Si es que la memoria histórica no es el fuerte de este país...