martes, 3 de febrero de 2009

Ahorrar cien litros de agua al día en casa



Aunque algunos irresponsables se nieguen a admitirlo («Es difícil conseguir que un hombre entienda algo si su forma de vida depende de no entenderlo», dijo Upton Sinclair), no hace falta ser muy observador para darse cuenta de que el clima está extremándose y el ciclo de lluvias desajustándose, todo ello provocado por la excesiva emisión de CO2, entre otras muchas causas que contribuyen al aumento de unas décimas en las temperaturas, lo cual dispara el consumo de agua.
Es fácil ahorrar agua; aquellos que no toman medidas en este sentido esgrimen razones como que son caras o complicadas, o que reducen su comodidad. Nada más lejos de la realidad:
1. Beber: guardar botellas de agua en el frigorífico en vez de dejar el grifo abierto para que salga agua fresca (para llenar un vaso de un cuarto de litro puede llegarse a derrochar hasta un litro). Ahorro diario: ocho litros.
2. Cocinar: no lavar la fruta y la verdura bajo el chorro de agua, sino en un cuenco; y evitar que los grifos goteen (en un solo día se podría llenar una bañera pequeña). Ahorro diario: diez litros.
3. Baño: si no se dispone de una cisterna de bajo consumo (descargan siete litros en vez de diez), colocar un tetrabrik o una botella en su interior para reducir el agua desalojada. Ahorro diario: veinte litros.
4. Aseo: cerrar el grifo al afeitarse o lavarse los dientes (supone un ahorro de diez litros cada vez). Ahorro diario: entre treinta y cuarenta litros.
5. Colada: las lavadoras con programas de bajo consumo, selector de carga, controlador de nivel de agua y categoría energética A+ ahorran hasta 135 litros por colada.
6. Fregar: lavar los platos con el tapón puesto, no con el grifo abierto (ahorro de 115 litros cada vez) y usar ciclos cortos en el lavavajillas (ahorro de cincuenta litros cada vez).
7. Bañera: ducharse en lugar de bañarse y cambiar las «alcachofas» de ducha por las de flujo reducido (reducen el gasto a la mitad). Ahorro diario: ochenta litros.
8. Jardín (los que tengan): regar con manguera es más pesado y derrochador que por goteo —instalarlo si no se dispone de ello—; regar al atardecer o al amanecer —evita que se evapore el veinte por ciento del agua empleada—. Ahorro diario: de veinte a cincuenta litros.

No hay comentarios: