lunes, 2 de marzo de 2009

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar...

Traducción del mensaje de Michael Moore titulado Cómo arreglar el desaguisado de Wall Street (enviado antes de que el Senado de EE. UU. aprobara el «plan de rescate» en octubre de 2008).

Amigos:

Los 400 estadounidenses más ricos (sí, has leído bien, sólo 400 personas) poseen más que los 150 millones de estadounidenses más pobres juntos. ¡400 estadounidenses multimillonarios tienen más dinero escondido que la mitad del país por completo! Todos juntos suman un activo neto de 1,6 billones de dólares. Durante los ocho años de la Administración Bush, su riqueza ha aumentado casi en 700 000 millones (la misma cantidad que ahora exigen que les entreguemos para el plan de rescate). ¿Por qué no se limitan a gastar el dinero que ganaron con Bush para rescatarse a sí mismos? ¡Todavía les quedaría casi un billón de dólares para repartírselo!
Por supuesto, no van a hacerlo; por lo menos no motu proprio. George W. Bush recibió un superávit de 127 000 millones de dólares cuando Bill Clinton dejó el cargo. Como ese dinero era nuestro y no suyo, hizo lo que les gusta a los ricos: gastarlo y no mirar atrás. Ahora tenemos una deuda de 9,5 billones de dólares. ¿Por qué demonios deberíamos dar algo más de lo que es nuestro a estos magnates del robo?



Me gustaría proponer mi propio plan de rescate. Mis sugerencias, enumeradas más abajo, están basadas en la simple creencia que los ricos deben salir ellos mismos de sus propios pozos dorados. Lo siento, tíos, pero es lo que nos habéis inculcado vosotros día tras día: no hay nada gratis en esta vida. ¡Y gracias por alentarnos a odiar a la gente que recibe asistencia social! Así que nada de limosnas para vosotros. Esta noche, el Senado va a intentar votar a la carrera su versión del proyecto de ley para el rescate. Hay que detenerlos. Lo hicimos el lunes con el Congreso y podemos hacerlo hoy otra vez con el Senado.
Sin embargo, está claro que no podemos limitarnos simplemente a protestar sin exponer exactamente lo que pensamos que debería hacer el Congreso. Entonces, después de consultar a varias personas más inteligentes que Phil Gramm, aquí está mi propuesta, ahora conocida como «El plan de rescate de Mike». Se compone de estos diez puntos simples y claros:

1. Nombrar a un fiscal especial para acusar a todos los de Wall Street que hayan contribuido a sabiendas a este colapso. Antes de gastar un duro, el Congreso debe comprometerse por medio de una resolución a procesar a cualquiera que haya tenido algo que ver con el intento de saqueo de nuestra economía. Es decir, que cualquiera que haya abusado de información privilegiada, estafado o llevado a cabo cualquier otro accto que haya contribuido a causar este colapso, debe ir a la cárcel. El Congreso debe convocar a un fiscal especial que persiga enérgicamente a cualquiera que haya provocado este desastre o que intente timar a la gente en el futuro.
2. Los ricos deben pagar su propio plan de rescate. Puede que tengan que vivir en cinco casas en vez de en siete. O quedarse con nueve coches en vez de con trece. O recolocar al chef de sus terriers. Pero, después de reducir las rentas familiares en más de 2000 dólares durante la era Bush, de ninguna manera las clases medias y bajas van a aflojar un céntimo para ayudar a la compra de otro yate.
Bueno, si realmente necesitan los 700 000 millones que dicen, hay una manera en la que pueden recaudarlos:
a) Cada pareja que gane más de un millón de dólares al año (o cada individuo que gane más de medio millón) pagará un 10 % de recargo en sus impuestos durante cinco años (este es el plan del Senador Sanders, que es como el Coronel Sanders con la diferencia de que se dedica a freír a otros pollos). De esta manera, los ricos pagarían menos impuesto sobre la renta que cuando Carter era presidente, y se recaudarían 300 000 millones de dólares.
b) Como la mayoría de las democracias, cobrar un 0,25 % a cada transacción bursátil. De esta manera se recaudarían 200 000 millones de dólares al año.
c) Como cada accionista es un patriota estadounidense, no les importará renunciar a recibir su paga de dividendos durante tres meses y que ese dinero vaya destinado al Tesoro para ayudar a pagar el plan de rescate.
d) En la actualidad, el 25 % de las mayores empresas de EE. UU. no pagan impuesto de sociedades. Hoy en día, los ingresos por el impuesto de sociedades suponen el 1,7 % del PIB, comparado con el 5 % en los años cincuenta. Si elevamos el impuesto de sociedades a los niveles de los años cincuenta, tendremos 500 000 millones de dólares más.
Una combinación de lo anterior debería ser suficiente para terminar con esta calamidad. Los ricos conseguirán quedarse con sus mansiones y sus criados, y el Gobierno de los EE. UU. dispondrá de algún remanente para reparar algunas carreteras, puentes y colegios (¡El país es lo primero!) Lema de la campaña de John McCain (N. del T.)
3. Rescatar a la gente que está perdiendo sus hogares, no a los que van a construirse su octava residencia. Ahora mismo hay 1,3 millones de aperturas de embargos hipotecarios. Ese es el cogollo de este problema. Así que, en vez de regalar el dinero a los bancos, descontemos 100 000 dólares de cada una de esas hipotecas. Obliguemos a los bancos a renegociar la hipoteca para que los propietarios puedan pagar sobre el valor real de sus casas. Para asegurarnos de que esta ayuda no vaya a los especuladores ni a los que han intentado ganar dinero con la compraventa inmobiliaria, esta ayuda sería sólo para la primera vivienda. A cambio del pago de 100 000 dólares para la hipoteca, el Gobierno se queda con una parte del resto para poder recuperar algo de dinero. De esta manera, el coste inicial total para arreglar la crisis hipotecaria de raíz (en vez de con los codiciosos prestamistas) es de 150 000 dólares, no 700 000.



Y dejemos las cosas claras. La gente que no ha pagado los plazos de sus hipotecas no son «un riesgo». Son nuestros compatriotas, y lo que querían es lo que tenemos la mayoría: un hogar de su propiedad. Sin embargo, durante la era Bush, millones de ellos perdieron sus trabajos. Seis millones cayeron en la pobreza. Siete millones perdieron su seguro sanitario. Y cada uno de ellos vio cómo su salario se reducía en 2000 dólares. Debería darles vergüenza a los que se atreven a mirar por encima del hombro a estos estadounidenses que han sufrido golpe tras otro. Cuando todos los ciudadanos pueden permitirse vivir en una casa de su propiedad nos convertimos en una sociedad mejor, más fuerte, más segura y más feliz.
4. Si tu banco o tu empresa recibe nuestro dinero en un «plan de rescate», entonces eres de nuestra propiedad. Lo siento, pero así es como se hace. Si el banco me da dinero para que me pueda comprar una casa, el banco es «propietario» de esa casa hasta que lo devuelva todo con intereses, ¿no?. Pues el mismo trato para Wall Street. Si necesitas dinero para mantenerte a flote y nuestro Gobierno lo considera un riesgo aceptable (y necesario para el bien del país), entonces puedes recibir un préstamo, pero serás de nuestra propiedad. Si no pagas los plazos, te venderemos. Esto es lo que hizo el Gobierno sueco, y funcionó.
5. Deben restablecerse todas las regulaciones. La revolución de Reagan ha muerto. Esta catástrofe ha ocurrido porque le dejamos al zorro las llaves del gallinero. En 1999, Phil Gramm redactó un proyecto de ley para suprimir todas las normativas que regulaban Wall Street y nuestro sistema bancario. El proyecto fue aprobado y Clinton lo firmó. Esto es lo que el Senador Phil Gramm, consejero jefe de economía de McCain, dijo cuando se firmó el proyecto de ley: «En los años treinta, se creía que el Gobierno era la respuesta. Se creía que la estabilidad y el crecimiento se conseguían por medio de la anulación del funcionamiento del libre mercado por parte del Gobierno. Hoy estamos aquí para revocarlo, porque hemos aprendido que el Gobierno no es la respuesta. Hemos aprendido que la libertad y la competitividad son las respuestas. Hemos aprendido que por medio de la competitividad y la libertad se promueven el crecimiento económico y la estabilidad. Estoy orgulloso de estar aquí porque este es un importante proyecto de ley; es un proyecto de ley desregulador. Creo que esa es la ola del futuro y estoy tremendamente orgulloso de haber tomado parte para hacerlo realidad».
Hay que revocar esta ley. Bill Clinton puede ayudar encabezando el esfuerzo para la anulación de la ley Gramm y la restitución de regulaciones aún más severas para nuestras instituciones financieras. Y cuando hayan terminado con eso, pueden restablecer las regulaciones para las líneas aéreas, los controles de calidad de nuestra comida, la industria petrolífera, la OSHA (Administración de Seguridad y Salud) y cualquier otra entidad que afecte a nuestro día a día. Cualquier provisión supervisada para cualquier «rescate» debe llevar consigo dinero para su ejecución y multas para todos los infractores.
6. Si es «demasiado grande para caer», entonces quiere decir que es demasiado grande para existir. Permitir la creación de estas megafusiones y no hacer respetar las leyes antimonopolio ha permitido que una serie de instituciones financieras y sociedades anónimas se hayan hecho tan grandes que la mera idea de su quiebra implica una ruina aún mayor a lo largo de toda la economía. Ninguna empresa debería tener este tipo de poder individualmente. El denominado «Pearl Harbor económico» no puede suceder si hay cientos o miles de instituciones donde la gente tiene su dinero. Si hay una docena de empresas automovilísticas y una se va al traste, no nos enfrentamos con un desastre nacional. Si en tu ciudad hay tres diarios con diferentes propietarios, entonces una empresa de comunicación no puede llevar la voz cantante (ya lo sé… ¿En qué estaba pensando? ¿Quién lee el periódico hoy en día? ¡Debería alegrarme de que todas esas fusiones y adquisiciones nos hayan proporcionado una prensa fuerte y libre!)
Deben promulgarse leyes para impedir que las empresas sean tan grandes y dominantes que tales gigantes puedan ser derribados y muertos con una pedrada en el ojo. Y a ninguna institución debería estarle permitido establecer sistemas monetarios que nadie entiende. Si no lo puedes explicar en dos palabras, no deberías coger el dinero de nadie.
7. Ningún ejecutivo debería cobrar más de cuarenta veces el sueldo del empleado medio, ni recibir ningún tipo de cláusula de blindaje además del muy generoso salario que percibirá mientras trabaje para la empresa. En 1980, el director general medio en EE. UU. cobraba 45 veces más que sus empleados. Para 2003, estaban percibiendo 253 veces más que sus trabajadores. Después de ocho años con Bush, ahora ganan 400 veces más que sus empleados medios. Es irracional que esto pueda ocurrir en empresas sustentadas con fondos públicos. En Gran Bretaña, un director general medio gana 28 veces más que su empleado medio. En Japón, ¡sólo 17 veces más! La última vez que supe de él, el director general de Toyota estaba dándose la gran vida en Tokio. ¿Cómo lo hace con tan poco dinero? En serio, esto es un escándalo. Nos hemos metido en este lío por permitir que la gente de ahí arriba se hinche de millones de dólares de una manera increíble.



Esto tiene que parar. No es sólo que se deba impedir que ningún ejecutivo que reciba ayuda por este lío se aproveche de ello, sino que cualquiera que haya sido responsable de hacer estrellar a su empresa debería ser despedido antes de que ésta reciba ayuda alguna.
8. Fortalecer el FDIC (Corporación Federal de Seguro de Depósitos) y convertirlo en un modelo para proteger no sólo los ahorros de la gente, sino también sus pensiones y sus hogares. Tenía razón Obama cuando propuso ampliar la protección del FDIC para los ahorros bancarios de la gente hasta 250 000 dólares. Pero este mismo tipo de seguro gubernamental debe aplicarse a los planes de pensiones de nuestra nación. La gente no debería tener que preocuparse nunca sobre si el dinero que han ahorrado para su vejez va a seguir ahí. Esto implicará una estricta supervisión por parte del gobierno a las empresas que gestionan los fondos de sus empleados (o puede que implique que las empresas deberán entregar dichos fondos y su gestión al gobierno). Los planes de pensiones privados también deberían protegerse, aunque puede que ya sea hora de ir pensando en no jugarnos nuestra jubilación en ese casino conocido como el mercado bursátil. Nuestro gobierno debería tener el solemne deber de garantizar que nadie que envejezca en este país tenga que preocuparse por acabar en la miseria.
9. Todos debemos respirar hondo, calmarnos y no permitir que el miedo se adueñe de nuestras vidas. ¡Apaga la televisión! No estamos en la Segunda Gran Depresión. El cielo no se está cayendo. Los expertos y los políticos nos están mintiendo tanto que es difícil no verse afectado por toda su promoción del miedo. Incluso yo os escribí repitiendo lo que había oído en las noticias, que el índice Dow Jones había sufrido la mayor caída en un solo día de su historia: es cierto desde el punto de vista de los puntos, pero esa caída del 7 % no le llega ni a la suela del zapato a la del Lunes Negro de 1987, cuando la bolsa perdió el 23 % de su valor en un solo día; en los ochenta cerraron 3000 bancos, pero los EE. UU. no quebraron; estas instituciones siempre han tenido sus subidas y sus bajadas, y al final siempre se arregla. ¡Tiene que ser así, porque a los millonarios no les gusta que su riqueza se vea alterada! Tienen un interés personal en que las cosas se calmen para poder volver a su jacuzzi.
Con lo mal que está todo ahora, decenas de miles de personas suscribieron un préstamo para la compra de un coche esta semana. Miles fueron al banco y consiguieron una hipoteca para comprar una casa. Los estudiantes que acababan de volver a la universidad encontraron a unos bancos más que felices de empeñarlos durante los próximos quince años con un préstamo de estudios. La vida sigue. Ni una sola persona ha perdido nada de su dinero si estaba en el banco, en pagarés del Tesoro, etc. Y lo más asombroso es que el público estadounidense no se ha tragado la campaña del miedo. Sin pestañear, los ciudadanos le dijeron al Congreso que se metiera el plan de rescate por el culo. Impresionante. ¿Por qué no sucumbió la población a los terroríficos avisos de su presidente y sus compinches? Parece que sólo se puede decir «Saddam tiene la bomba» un número determinado de veces antes de que la gente se dé cuenta de que eres un mentiroso de mierda. Después de ocho largos años, la nación está agotada y simplemente no puede aguantarlo más.
10. Crear un banco nacional, un «banco del pueblo». Si realmente estamos deseando imprimir un billón de dólares, ¿Por qué no nos los quedamos nosotros en vez de dárselos a unos pocos millonarios? Ahora que somos los dueños de Freddie y Fannie, ¿por qué no establecemos un banco del pueblo? Un banco que pueda proporcionar préstamos a bajo interés para todo tipo de personas que quieran tener su propia casa, abrir un pequeño negocio, ir a la escuela, descubrir la cura contra el cáncer o crear el próximo gran invento. Y ahora que somos los dueños de AIG, la compañía aseguradora más grande del país, demos el siguiente paso y proporcionemos un seguro médico universal. Seguridad social para todos. Nos ahorrará mucho dinero a largo plazo. Y dejaremos de ser los duodécimos en esperanza de vida. Podremos tener una vida más larga, disfrutando de nuestra pensión protegida por el gobierno, mientras vemos cómo los criminales corporativos que provocaron tanta miseria salen de la cárcel para que podamos ayudarlos a reaclimatarse a la vida civil, una vida con un buen hogar y un coche eléctrico inventado con la ayuda del Banco del Pueblo.

1 comentario:

Elda Villalobos dijo...

Este es un sistema que colapso por el solo intento de matener a un pueblo sumerjido al consumismo bajo el imperio del credito y el manejo constante de la venta de papeles con la sola intension de sustraer todo el dinero del consumidor, atraves de tarjetas de credito, papeles, seguro,paquetes financieros, pensiones y otros papeles que cada dia inventan con la unica intension de mantener grandes sumas de dinero para alimentar las grandes corporaciones sustrayendo la liquidez de la poblacion y convirtiendo asi al pobre cada dia mas pobre y dependiente de un sistema que cada dia lo compromete mas a vivir sometido al sistema y en la esclavitud de Este al tener que trabajar toda la vida para cumplir con su endeudamiento sometiendolo a trabajar eternamente toda la vida sin que en ningun momento pueda tener paz economica y mental, todo lo contrario a los grandes capitalista que poseen riquezas inmensubles, que no son capaces de sacrificar ni un solo centimo, ya que su funcion es crear sistemas que los protejan a ellos mismos, porque ellos son los creadores del sistema, necesitan la creacion de nuevos esclavos del sistema, que generen nuevos ingresos hay que exprimer mas, hay que crear mas robot humanos.

Este Plan de Obahama, pareciera mas que una ayuda un nuevo paquete financiero elavorado por los Bancos y sometidos a la aprobacion del gobierno, Por eso el plan de ayuda financiera para vivienda no es si no una figura mas elavorada por el sistema para recoger mas dinero y endudar extendiendo a largo plazo una deuda que nunca pagaran los deudores hipotecarios, enganadolos con unos interes bajos que luego se los cobraran,al final, ademas con prohivisiones, haciendolos una vez mas prisioneros del sistema, ya que la figura utilizada del refinanciamineto, no es sino comenzar de nuevo con una obligacion donde los primeros anos es una amortizacion a interes, cuando ya mucho de estas persanas habian empezado abonar a capital, deberan comenzar de nuevo pero a los bancos no le interesa que una hipoteca pase de 5 anos, ya que esta no es comercial para ellos, a ellos les conviene el refinanciamiento porque ademas de cobrar gastos de cierre. En los primeros 5 anos, la mayor parte del monto del mortgage es interes, la capitalizacion es muy baja, es a partir de los 5 anos cuando el porsentaje de capitalizacion empieza a crecer.

Y ademas bajo los requisitos exigidos por este plan, ninguna persona o casi nadie que haya comprado o refinanciado una propiedad en los ano 2005/06/07, van hacer beneficiada, ya que estas propiedades han perdido mas del 50% de su valor y la mayoria han sido financiadas y refinanciadas con los famosos programa creados del interes only e interes negativo, con un 80/20 y muchas con 80%, son muy pocas las propiedades financiadas con un FHA Loan ya que para ese entonces el precio de las propiedades era tan alto que no calificaban para un FHA, y son precisamente estos compradores los que realmente tienen problema.

SR. PRESIDENTE UD QUIERE AYUDAR A SU PUEBLO. Si realmente quiere ayudar a su pueblo y hacer que este continue trabajando para restablecer la economia en lo que respecta a los Bienes y Raices. Entonces debe crear una Ley por decreto Presidencial mediante la cual decrete que toda aquella propiedad, adquirida en el 2005 hasta mediados del 2008, se reajuste al precio del mercado, bajado el pincipal acorde con el precio del mercado, bajar los in terese que las partes asuman cada una sus perdidas y que las mismas sean deductibles de impuesto, pudiendo ser estas amortizables en n los 2 anos siguientes y que los Bancos estan obligados a modificar los mortgages mediante decreto del Ejecutivo. No refinanciar modificar sin costos adicionales. tomando en cuenta sus ingresos actuales. Y para aquellos que hayan perdido sus trabajos darles una mora o bien un subsidio del Gobierno hasta que puedan ellos cubrir su mortgage, creando una nueva nota, instrumentos buenos y que puedan ser negociable,garantizables, que le permitan al dueno y al Banco poder negociarlos, sin restrinciones en un mercado libre con poder para vender libremente, este les daria a los bancos mas solidez, porque se desprenderias de documentos malos, podrian castigarian las perdidas por los riezgos asumidos, con estos aprenderian la leccion y tendrian mas cuidado al momento de emitir un nuevo credito igualmente para el consumidor seria mas conciente a la hora de hacer nuevas adquicisioens, el gobierno deberia de garantizar estas hipotecas para crear la confianza en los Banco y en juego financiero,en lugar de seguirles dando dinero y asi solucionar este grave problema y evitar que muchas de estas personas se tengan que ir a la Banca Rota y ademas que muchas familias pierdan sus propiedades.
Esto traeria como consecuencia,que la propiedades empezrian a tomar sus valores o por lo menos no seguirian bajando y buscarian la estabilizacion de unos precios juzto y acordes con la economia, es tan sensilo, como decir inverti y perdi, borron y cuenta nueva hay que empezar de nuevo porque los Bancos no aceptan que ellos perdieron porque solo quieres admitir que los duenos de casa son los unicos que deban perder quieren seguir encaramados, no quieren admitir que sus activos valen menos ahora y que sus capitales han desminuido, a quien quieren ellos enganar a papa gobierno quieren venderle esas hipotecas malas para ellos salvarse una vez mas. Quien es el culpable el gobierno que le tiene miedo al sistema que no es capaz de enfrentarse al mismo sistema y ejercer sus funciones.
Sr. Presideente es momento de crear, leyes y regulaciones a fin de controlar la corrupcion, abuso de poder,redistribucion de la riqueza, evitar el empobrecimiento de muchos con el enrriqucimiento de otros, buscando un equilibre, de juzticia social mediante el trabajo y la compensacion laboral
Ud. como abogado sabe que, uno de los principios generales del derecho es: Nadie puede enrriquecer con el empobrecimiento del otro. Y es juztamento lo que esta pasando los Bancos se estan enrriqueciendo con el empobrecimiento del pueblo, ya que la mayoria dio sus ahorros para comprar una propiedad que hoy en dia vale menos del 50% de su valor original y que deben unos mortgage mayores que su valor y que deben pagar mas de lo que vale es es juzticia

DEBEMOS SEGUIR MANTENIENDO EL SISTEMA, PERO UN SISTEMA JUZTO QUE REACCIONES ANTES UNA CRISIS EN BENEFIO DEL QUE MAS LO NECESITA.

Hay una gran pregunta que debemos hacer que pasaria si el 20% de la poblacion pideen forma simultanea que se le liquiden las pensiones de seguros,los fondos de jubilacion y anuitis,que muchas personas tienen con antiguedad mayores a 15 anos, ellos desiden que no quieren esos papeles que quieren el dinero y que ademas le liquiden todos sus CD porque no confian en los Bancos y ni en las empresas de seguro, podria responder el tesoro. Que pasaria con el sistema? podran pagar ese dinero? tal vez estos no tengan fondos para garantizar esas pensiones y en estos momentos surjiran nuevas ideas para vender o canjear papeles financieros con la sola idea de evitar la liquidez financiera en manos del pueblo que es lo unico que le garantiza la paz economicay mental.

Es esto lo que esta pasando con las hipotecas se ha creado un paquete de ayuda financiera elavorado especialmente por el sistema bancario, que le permite sustraerd, apropiarse del dinero creando instrumentos que le permiten, mantener su misma posicion, en este momento apareceran nuevos papeles, con nuevos incentivos, para mantenr hipotecas que no valen nada pero que para ellos a futuro si vales, que no estan garantizadas por sus precios, pero que le permiten mantenr en sus libros activos inflados, pero cumplen son su objetivo que es mantener el endeudamiento continuo de quien sera su mejor alieado un deudor hipotecario que le garantice mantener el sistema un deudor de por vida. ES ESTE EL SUENO AMERICANO, debemos mantenernos endeudados continuo y de por vida cuando vamos a tener libertad economica, no el sistema nos pide que debemos estar endeudads para asi poder mantener el sistema y que el dinero este en las grandes corporaciones.

Es esto lo que queremos para cuando estemos viejos