jueves, 16 de febrero de 2012

Alarmados por los medios

Reproduzco aquí la reveladora carta de Dª. Ana Martín, publicada el 18 de diciembre de 2011 en XL Semanal, sobre esa lacra que sufrimos todos hoy en día y que se llama “periodismo sensacionalista irresponsable”. Por supuesto, la rectificación por parte del semanario o de los autores del reportaje, como suele decirse, “ni está ni se la espera”. No son pocos, salvando las diferencias, los paralelismos entre esta historia y la crisis financiera mundial o cualquier otra catástrofe magnificada por cabilderos ignorantes, carentes de ética y profesionalidad, que convierten su negligencia en pesadillas para los demás.



Me dirijo a ustedes con motivo de la historia en imágenes, publicada en XL Semanal, que trata sobre la isla de El Hierro.
Ya sabemos que la normalidad no vende. Tanto las imágenes como los subtítulos contribuyen a crear esa imagen de peligro y catástrofe que se ha vendido en muchos medios y por la que ahora sufrimos las peores consecuencias de esta crisis: que nadie visita la isla, que el turismo prácticamente ha desaparecido y que nos estamos arruinando.
“Un intenso olor a azufre domina el aire” (¿de dónde se ha sacado esto? ¿Cómo es que aquí nadie lo nota?), “la sensación de mareo es permanente” (no solo no se siente ningún mareo, sino que hay muchas personas que ni siquiera sienten los terremotos), “se ha convertido en la peor de las pesadillas” (¿ha visto demasiadas películas de miedo?)
Es cierto que para el pueblo de La Restinga ha sido muy duro tener que dejar sus casas y enfrentarse ahora a una vuelta en la que ya nada es como era. Aclaro: el turismo no se ha suspendido, como afirma la autora del reportaje, porque no hay ninguna razón para que los turistas no vengan a disfrutar de la isla de El Hierro, salvo para aquellos que vinieran a bucear a La Restinga; lo que ha ocurrido es que, alarmados por los medios y la imagen que han estado y están vendiendo, casi todos han decidido suspender sus viajes.

No hay comentarios: