jueves, 12 de abril de 2012

Cómo hablar dos horas seguidas sin tener nada que decir


Comience por la primera casilla de la columna I y, a continuación, siga con cualquier otra casilla, siguiendo el orden (horizontal) de las sucesivas columnas II, III y IV, pero en cualquier orden vertical. Continúe sin miedo, pronunciando con tono grandilocuente y pausas de efecto, cualquier casilla de cada una de las columnas. Al fin, le resultará un espléndido discurso, válido para cualquier tema político, económico, sociológico o sindical. Quizá nadie le entienda, pero tampoco podrán discutir ni rebatir sus asertos. 

I
II
III
IV
Queridos compañeros.
La realización de las premisas del progra-ma.
Nos obliga a un ex-haustivo análisis.
De las condiciones financie-ras y administrativas existen-tes.
Por otra parte, y dados los condicionamientos actua-les.
La complejidad de los estudios de los diri-gentes.
Cumple un rol esencial en la formación.
De las directivas de desarro-llo para el futuro.
Asimismo.
El aumento constan-te, en cantidad y en extensión, de nuestra actividad.
Exige la precisión y la determinación.
Del sistema de participación general.
Sin embargo, no hemos de olvidar que.
La estructura actual de la organización.
Ayuda a la prepara-ción y a la realización.
De las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.
De igual manera.
El nuevo modelo de actitud de la organi-zación.
Garantiza la participa-ción de un grupo im-portante en la forma-ción.
De las nuevas proposiciones.
La práctica de la vida coti-diana prueba que.
El desarrollo continuo de distintas formas de actividad.
Cumple deberes im-portantes en la deter-minación.
De las directrices educativas en el sentido del progreso.
No es indispensable argu-mentar el peso y la signifi-cación de estos problemas, ya que.
Nuestra actividad de información y de pro-paganda.
Facilita la creación.
Del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.
Las experiencias ricas y prósperas muestran que.
El reforzamiento y desarrollo de las es-tructuras.
Obstaculiza la apre-ciación de la importan-cia.
De las condiciones de las actividades apropiadas.
El afán de organización, pero sobre todo.
La consulta con los numerosos militantes.
Ofrece un ensayo interesante de verifi-cación.
Del modelo de desarrollo.
Los superiores principios ideológicos condicionan que.
El inicio de la acción general de formación de las actitudes.
Implica el proceso de reestructuración y de modernización.
De las formas de acción.
Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que.
Un relanzamiento específico de todos los sectores implica-dos.
Habrá de significar un auténtico y eficaz pun-to de partida.
De las básicas premisas adoptadas.
Es obvio señalar que.
La superación de experiencias pericli-tadas.
Permite en todo caso explicar las razones fundamentales.
De toda una casuística de amplio espectro.
Pero pecaríamos de insin-ceros si soslayásemos que.
Una aplicación indis-criminada de los fac-tores concluyentes.
Asegura en todo caso un proceso muy sen-sible de inversión.
De los elementos generado-res.
Por último, y como definiti-vo elemento esclarecedor, cabe añadir que.
El proceso consen-suado de unas y otras implicaciones concu-rrentes.
Deriva en una directa incidencia superadora.
De toda una serie de criterios ideológicamente sistemati-zados en un frente común de actuación regeneradora.

No hay comentarios: